miércoles, 25 de abril de 2007

Sí se acaba la riqueza del Mar de Cortés


16 de Marzo 2007
Saboteando el futuro en el Mar de Cortés
(Primera parte)

“Nadie puede reclamar lo que se ha perdido, de modo que se sigue luchando por lo poco que queda”: el pastor Jartum, de la etnia Dinka de Sudán. (Nacional Geographic edición febrero de 2003).

Por Jaime Delgado

GUAYMAS, SON- En 1988 don Salvador Mendoza publicó un libro en Guaymas acerca de la pesca de camarón. La obra fue hecha por este aficionado a escritor, provocador de la polémica y líder del movimiento de pescadores que más se recuerde en el puerto. Vivía por la colonia “Antena”.
La lucha se desvirtuó, cayó en la pena, pero empezó, fue quien corrió el velo de la tragedia del desarrollo económico en el Mar de Cortés.
Don Salvador advirtió sobre la degradación del Golfo de California hace más de 19 años y retrató la perversidad en la política y el daño al medio ambiente, y su grito de lucha fue “Ordenamiento Pesquero en México”. Pero no fue escuchado.
En esta obra, el centro de la polémica fue Florentino López Tapia, uno de esos dirigentes que surgen entre la sociedad y pasan a perpetuarse en el cargo, puesto o comisión.
La Federación de Cooperativas Pesqueras del Sur de Sonora comandaba el sector social de la pesca y López Tapia fue su líder. Hoy es una sombra de lo que fue.
Don Florentino López Tapia, llegó a la Presidencia Municipal en 1988, el Puerto con mayor producción de camarón en el país. Diputado Federal, legislador estatal y presidente del Consejo de la Federación.
En esa época, por allá de 1988 la captura de camarón experimentaba un descenso. En 1957-58 cada barco que trabajaba en la captura de este apreciado crustáceo en el Golfo de California: 45 toneladas por cada nave.
Este análisis de número proviene del libro sobre la pesca de camarón en el Golfo de California escrito por Juan Manuel García Caudillo.
Cuando vivía Florentino López Tapia en la cúspide de su carrera política: ser alcalde de su ciudad, en los muelles de Guaymas llegaban las embarcaciones con apenas 10 toneladas de camarón por temporada.
Cuando se iban a la mar más de 20 días y regresaban con unos pesos en la bolsa la economía de las familias se agobiaban. Lo único que quedaba la pesca de escama, y muchos la despreciaban.
Por el lado de la conservación, el Centro Regional de Investigación de Pesca tenía la voz cantante. Previo a cada temporada se sabía como andaba los pronósticos para la captura.
En la veda, pasado el “piojo” de la espera, en los muelles de Guaymas, Puerto Peñasco, Mazatlán, los principales de la zona del Mar de Cortés, los pescadores preparaban las naves. Los muelles volvían a la vida, al trabajo diario.
Olía a pintura nueva, redes de reciente adquisición, tablones en buen estado, reparaciones en las “plumas”, cascos relucientes y la bodega con harto hielo, comida y una tripulación bendecida por la familia. Así se preparan para cada temporada al inicio de septiembre y se prolongaba hasta abril.
En los muelles, de madera en su mayoría, las multitudes las formaban familiares y amigos de pescadores, era el momento para la despedida, para la buena suerte.
Una vez a la mar venía la labor: al trabajo, la friega de preparar los lances al mar, del enfado de la espera, de las comidas, de los descansos obligados mirando el cielo brillante en plena noche.
Al fondo, el mar recibía las pesadas cadenas, el chinchorro y los tablones, en acción los máximos depredadores de la naturaleza, las bolsas de los chinchorros traían consigo toda la riqueza que se ponía enfrente. La falta de conciencia sigue, tanto en la “raza”, armadores y cooperativistas, hay una brecha enorme con el conservacionismo o desarrollo sustentable…esto aún sigue. Cada uno de los mil 500 barcos que hay operando en el Golfo de California sigue recurriendo a esta práctica y muchas de estas naves presentan número rojos por lo inservibles que resultan.
La recomendación científica indica un retiro de embarcaciones, poner orden. Apenas el gobierno de Vicente Fox sacó del Mar de Cortés 84 barcos, aunque prevalece la duda por la honestidad en la aplicación del programa, que centra en entregar 1 millón de pesos a cambio de la nave.

Riqueza camarón en pocas manos

El “oro rosado” se le conocía al camarón, 30 dólares representaba un kilogramo del azul, capturado en el Alto Golfo de California; los cientos de tonelada representan millones de dólares.
Tadeo Pfister, apasionado del Golfo de California, residente de Bahía de Kino, académico estadounidense, apunta que la riqueza no llega a las comunidades locales. La razón es que la riqueza del camarón queda en pocas manos.
Ernesto Bolado, quien trabaja de cerca con la comunidad conservacionista a nivel internacional, recuerda que el 95% de la ganancia de camarón se concentra en menos del 10% de los dueños de la industria del camarón en el Golfo de California.
Los números ponen a la industria pesquera como de la más ineficiente, en camarón, sardina, atún y calamares representan 300 millones de dólares al año en el renglón de captura con más de 500 mil toneladas; el daño al medio ambiente hoy en día hace estragos porque esa riqueza deja una estela de perjuicios enorme, y la naturaleza está cobrando la factura. Tadeo Pfister, del Centro de Estudios Culturales y Ecológicos del Prescott Collage, una Universidad de Arizona, dice que nadie sabe si el mar tiene fin…“pero sí se acaba”.
Hoy en día estima que el 90% de los barcos de captura de camarón no son negocio.
Hay tecnología para reducir el impacto negativo en el mar, pero nadie quiere utilizarla, la captura se reduce.
Tadeo Pfister, hereda de sus ancestros el gusto por esta comunidad pesquera de Bahía de Kino, Sonora. Aquí trabaja, conoce de cerca los daños de la industria pesquera. Junto con Lorayne Meltzer, co-directora de Prescott Collage en Bahía de Kino, mantienen esta estación de campo que sirve como base de investigación y conservación en la Región de las Grandes Islas del Golfo de California.
Por cierto las islas fueron declaradas como Patrimonio Mundial de la Humanidad y en 1978 son zona de reserva.
Muchos pescadores, conservacionistas, académicos dice Tadeo, ven el Golfo de California como un lugar precioso que no quieren perder. Nos cuenta de las bondades, ventajas y presencia de la naturaleza de esta área.
Pero conservar este Golfo es un tema delicado, señaló, pero se trabaja por las comunidades, se han logrado reservas, zonas protegidas, hay programas de gobierno de beneficio ambiental y uso de tecnologías para laborar de manera sustentable.

La rique$a del Golfo

La forma de explotación de la industria pesquera no ha variado mucho en tecnología en las últimas décadas, lo único que cambia es que de cooperativistas (capital social) a los armadores (capital privado) pasa la posesión de los cientos de barcos y congeladoras.
Después del fracaso del sector social en la industria pesquera, los empresarios toman riendas del sector y ahora concentran esta actividad, reduciendo a lo mínimo el margen de maniobra de los cooperativistas, ejidatarios y comuneros.
En sus años de bonanza el sector social influía en el Gobierno, tanto que lograron legalmente la exclusividad de la pesca de camarón.
Hoy en día, los armadores como el guaymense Julio Luebbert es uno de los más influyentes empresarios de la industria del camarón y se dice dueño del periódico Expreso de Hermosillo, Sonora.
El capital privado, los armadores, es un grupo de poder dentro del Estado y el país, al igual que lo fue el sector social de la pesca: pero la devastación sigue. El ordenamiento pesquero que exigía la lucha de pescadores disidentes del otrora y fallecido Florentino López Tapia, tiene vigencia.
El 57% de los barcos camaroneros que trabajan en los litorales del país son del Golfo de California, el 72% de las embarcaciones atuneras y cerca del 100% de los sardineros a nivel nacional tienen como destino el Mar de Cortés.
La mitad del volumen de la pesca en el país es en aguas del Mar de Cortés y 7 de cada 10 productos marinos que se producen en México son de este bendito pedazo de mar: único en el Mundo.
La riqueza abarca la acuacultura, Sonora concentra casi el 100% del cultivo de camarón.
Alrededor del Mar de Cortés se crean 50 mil fuentes de empleo en la infraestructura para el procesamiento y comercialización de productos pesqueros.
El poderío del sector pesquero en el país es innegable.
Cada año el fondo marino es destruido por redes de arrastre: 60 mil kilómetros cuadrados de redes si juntamos a cada uno de los barcos cada temporada.
El Golfo de California cuenta entre los deméritos que 39 especies marinas están amenazadas o en peligro de extinción de acuerdo a la Lista Roja de la Unión Mundial para la Conservación.

La Lucha sigue…

Pero no todo está perdido, los años de explotación irracional no llegan a su fin. Hay avances en Conservación Marina en los últimos 15 años.
Hoy ya no es una lucha rudimentaria como la de Salvador Mendoza, hay investigación independiente, profesional, hay ONG’s.
Lorayne Meltzer, co-directora de Prescott Collage en Bahía de Kino es optimista, por ejemplo hoy en día hay más personas dedicadas a la conservación, hay ONG’s y el Gobierno, la ciencia y tecnología, hay conferencias internacionales y nacionales en cuanto al tema ambiental, se observa la participación de la comunidad, la erradicación de especies exóticas introducidas en las islas del Golfo y declaratorias de áreas naturales protegidas.
La existencia de la Reserva de la Biosfera del Alto Golfo, Reserva de la Biosfera del Vizcaíno, Reserva de la Biosfera Isla San Pedro Mártir, Parque Nacional de Loreto y Parque Nacional de Cabo Pulmo que son las reservas marinas del Golfo de California.
Las prioridades regionales en conservación marina, es mejorar las áreas protegidas; ampliar las áreas costeras y marinas protegidas; desarrollar un plan de manejo y protección de humedales costeros; reducir la flota pesquera mejorando la tecnología de las embarcaciones de pesca; plan regulador del uso del suelo, de costas y el agua; buscar que las actividades del turismo regional sean de bajo impacto; articular el desarrollo y las capacidades para el manejo regional en una visión común.
Aún hay mar y no se acaba.

1 comentario:

Ale dijo...

Buen día.

Por este medio me permito invitar a los reporteros de la región a participar al Premio de Reportaje sobre Biodiversidad del Golfo de California . Cada participante podrá registrar hasta 4 reportajes sobre biodiversidad que deberán haber sido publicados a más tardar el 30 de junio de este año en la prensa nacional y cubrir alguno de los siguientes temas: conservación marina, terrestre y costera; desarrollo pesquero, industrial y ecoturístico; políticas de crecimiento y manejo de recursos; y el impacto del desarrollo en las comunidades del Golfo de California (definido como el Mar de Cortés y los Estados de la península de Baja California, Sonora, Sinaloa y Nayarit).

La premiación del Programa Golfo de California se realizará paralelamente con el Concurso Nacional, pudiendo darse el caso de que un mismo reportaje sea premiado en ambos concursos. El premio al primer lugar nacional es una invitación a participar, con todos los gastos pagados, en el II Congreso Latinoamericano de Parques Nacionales y Áreas Protegidas a celebrarse del 30 de septiembre al 6 de octubre de 2007 en Bariloche, Argentina. Conservación Internacional cubrirá los gastos del transporte aéreo, transporte de aeropuertos, alojamiento, alimentación y cuota de inscripción (desde el lugar de residencia del participante). El ganador recibirá un Certificado de Premiación y membresía gratis por un año de la Federación Internacional de Periodistas Ambientales (IFEJ). Además, l os premios otorgados por el programa Golfo de California son: Para el primer, segundo y tercer lugar $ 10.000 pesos, $5.000 pesos y $2.500 pesos, respectivamente.

El ganador del 2006 a nivel Nacional y del Programa Golfo de California, fue César Ángulo de Teorema Ambiental (México, D.F.) con el artículo " Las Delicadas Riquezas del Mar de Cortés".

Para conocer el reglamento y la forma de participar, dé click aquí: http://www.premioreportaje.org/?pageId=sub&c=México-Golfo%20de%20California&cRef=Mexico-Gulf%20of%20California&lang=es_ES¤tItem=subMenu_1

Esperando contar con su participación y agradeciendo su atención, quedo a sus órdenes para cualquier duda.

Saludos cordiales.

--
Lic. Alejandra Padilla Juárez
Coordinación de Relaciones Públicas e Imagen
Programa Golfo de California
Conservación Internacional-México
Tel. (622) 22-10194, 22-12030, 22-120 60 Ext. 110
www.conservacion.org.mx